Demonstrators cover themselves from a police water cannon with makeshift shields during continuing anti-government protests…
Los manifestantes se protegen de un cañón de agua de la policía durante las protestas contra el gobierno en Bogotá, Colombia, el lunes 28 de junio de 2021.

El martes, ante la conmemoración de la Independencia de Colombia y la instalación de la última legislatura del Congreso, se han anunciado protestas en diferentes ciudades del país, lo que ha llevado a las autoridades a adoptar nuevas medidas para evitar desmanes.

Desde la noche del lunes, comienzan las restricciones a la movilidad en el centro de la capital colombiana, Bogotá. Así mismo, la alcaldesa de la ciudad, Claudia López, dijo que tras un acuerdo con el Gobierno, "más que refuerzos del ESMAD -Escuadrón Móvil Antidisturbios de la Policía- tendremos un muy alto dispositivo y refuerzo para lograr la captura y judicialización de cualquiera que quiera hacer una acto de violencia (…) Bogotá acompaña el diálogo y la concertación con la manifestación pacífica, pero si hay vandalismo, habrá policía y Fiscalía”.

El transporte público de TransMilenio estará restringido, habrá presencia de la policía y de empleados de seguridad privada. Bogotá también contará con 11 puntos de control en los ingresos de la ciudad.

Colombia
“Uso desproporcionado de la fuerza”: dictamen de la CIDH sobre protestas en Colombia
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos dio un balance de la ola de manifestaciones en Colombia y expresó especial preocupación por el excesivo uso de la fuerza de agentes del estado. Por su parte, el gobierno asegura ser garante del derecho a la protesta pacífica. Laura Sepúlveda, de la Voz de América, tiene los detalles.

La gobernación de Cundinamarca -departamento donde se encuentra Bogotá- expidió el decreto 251 del 2021, que adopta acciones restrictivas de movilidad. Además de impedir el tránsito de vehículos de transporte de gas propano, no habrá circulación de vehículos con material de construcción. También está prohibido el consumo de bebidas alcohólicas.

En otras ciudades, como Cali, también se impondrá una ley seca, y en Medellín y Antioquia, así como en Barranquilla y el Atlántico, habrá aumento de los efectivos de seguridad.

Amenazas de grupos violentos

Entre las autoridades también radica la preocupación de la influencia de grupos violentos -como el ELN y sus disidencias- que puedan infiltrarse en la protesta pacífica, para provocar actos violentos.

Según el diario El Tiempo, documentos de inteligencia señalan que tanto el ELN como la llamada Segunda Marquetalia han entrenado a grupos de manifestantes en cuatro ciudades. El diario también indicó que tan solo en el Pacífico, con apoyo de las estructuras urbanas, distribuyeron 400 millones de pesos para la realización de acciones vandálicas.

El Paro Nacional inició en el país el 28 de abril en contra de una reforma tributaria el presidente Iván Duque. Sin embargo, estas continuaron frente al rechazo de la gestión del presidente la pandemia.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.

El Mundo al Día