El secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, declaró que todavía había discrepancia en los datos más básicos, como en el número de personas.
El secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, declaró que todavía había discrepancia en los datos más básicos, como en el número de personas.

Autoridades mexicanas investigan el paradero de un grupo migrantes, aparentemente todos hombres, en el fronterizo estado de Tamaulipas, donde se les vio por última vez días atrás.

El grupo fue bajado de un autobús de Transpaís​ la semana pasado por individuos armados en el norte de México, pero no está claro si se encuentran secuestrados o si intentaron cruzar ilegalmente a Estados Unidos.

En su encuentro matutino con la prensa este martes, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador indicó que: "hay hipótesis de que (lo ocurrido en Tamaulipas) es una forma de introducirse al territorio estadounidense. No es que desaparezcan, sino que cruzan así la frontera, ya van dos casos parecidos".

Sin embargo, indicó que se seguirán investigando los hechos.

Por su parte, el secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, declaró este martes que todavía había discrepancia en los datos más básicos.

Algunas fuentes aseguraron que se trataría de 19 personas, otras de 22 y una mencionó 25 personas. 

"Una de las hipótesis principales, aunque no es la única, es que habrían contratado servicios para cruzar a Estados Unidos", Durazo, quien agregó que los pistoleros llevaban una lista de las personas que fueron sacadas del bus.

Durazo agregó que no hay ningún reporte de que se haya pedido rescate por ellos. A pesar de ello, el funcionario afirmó que continuaban buscando a las personas pero "la seguridad es deficiente en casi todo el país por el limitado número del personal", añadió.

El servicio de autobus Transpaís emitió un comunicado el lunes donde lamentó el hecho y pidió a las autoridades mayor seguridad en las carreteras del país.

El estado de Tamaulipas, la ruta más corta para los migrantes que salen de Centroamérica con destino a Estados Unidos, está controlado por distintos grupos del crimen organizado.