La policía cubana detuvo a unos 30 disidentes políticos, antes de que realizaran una protesta contra el gobierno de Raúl Castro.
Las detenciones se habrían producido en varias provincias de Cuba impidiéndoles a las mujeres, asistir a misa, según medios locales.

Al menos 30 Damas de Blanco fueron arrestadas en los últimos días en Cuba por los operativos de la Seguridad del Estado y la Policía, según informaron fuentes de la oposición a Radio Martí este lunes.

Hasta el momento el Gobierno cubano, no se ha pronunciado al respecto.

El disidente político cubano Ángel Moya, denunció las detenciones en su cuenta de Twitter y comentó en Radio Martí, que "fueron varios los arrestos, 12 en Palma Soriano y tres en Guantánamo", pero que "varias de ellas ya se encuentran liberadas".

​​"Si bien no las golpearon, sí fueron arrestadas violentamente a la hora de aplicar las técnicas que usan para detener", aclaró Moya, al denunciar que  tras un acto de repudio frente a los últimos arrestos, otras mujeres como "la líder Berta Soler, Martha Sánchez y Yolanda Santana", fueron detenidas frente a la sede del grupo, en Lawton.

En un comunicado emitido este domingo por el Movimiento Dignidad, activistas reclamaron "el derecho ciudadano a ejercer la libertad de movimiento y comunicación", tras los arrestos denunciados el fin de semana en Palmarito del Cauto, en la provincia de Santiago de Cuba.

 

Colombianos en las calles

El Mundo al Día