Familiares del opositor cubano Oswaldo Payá dudan de la versión oficial según la cual el auto en que viajaba el disidente se accidentó. Obama y Romney expresaron sus condolencias.

Oswaldo Payá
Oswaldo Payá

​​​En medio de ovaciones, vivas y gritos de libertad, cientos de cubanos entonaron el Himno Nacional de Cuba en la parroquia El Salvador del Mundo, en La Habana, ante la llegada de los restos mortales del opositor cubano Oswaldo Payá.

El féretro será velado en la parroquia a la que el disidente solía asistir y según fuentes de la iglesia, el cardenal Jaime Ortega oficiará sus exequias.

Payá, líder del Movimiento Cristiano Liberación, murió el domingo en un accidente automovilístico en las afueras Bayamo, a unos 800 kilómetros al este de la capital en la región oriental de la isla. También falleció el disidente Harold Cepero, miembro de esa organización.

La Casa Blanca lamentó la muerte de Payá en un comunicado. "Los pensamientos y las oraciones del presidente están con la familia y los amigos de Oswaldo Payá, defensor incansable por más derechos cívicos y humanos en Cuba", dijo la oficina del secretario de Prensa de la Casa Blanca, en nombre del presidente Barack Obama.

El virtual candidato republicano, Mitt Romney, indicó en un comunicado que “a causa de la libertad en Cuba había perdido a “una de sus voces más fuertes y uno de sus líderes más respetados".

Dos extranjeros que también viajaban en el vehículo resultaron heridos levemente. Ellos son el español Angel Carromero, vicesecretario general del grupo Nuevas Generaciones del Partido Popular en Madrid, y el sueco Jens Aron Modig, presidente de la Liga de la Juventud Demócrata Cristiana de Suecia.

La Casa Blanca lamenta la muerte de Payá
La Casa Blanca lamenta la muerte de Payá

​​De acuerdo con la versión oficial del gobierno sobre el suceso, el conductor perdió el control del auto “y se impactó contra un árbol”. Pero según los familiares de Payá, los dos sobrevivientes que viajaban con él dijeron que el automóvil se salió de la carretera tras ser embestido repetidas veces por otro vehículo.

Semanas atrás Payá había sido víctima de otro choque en La Habana. “Así que pensamos que esto no fue un accidente, que les querían hacer daño y terminaron matando a mi padre”, dijo desde La Habana su hija Rosa María Payá.

Esta es la segunda muerte de un destacado líder opositor en la isla en menos de un año. En octubre de 2011 falleció Laura Pollán, una de las fundadoras de las ‘Damas de Blanco’.

Otras organizaciones como Periodistas sin fronteras, la oficina de Lech Walesa y la del senador Marco Rubio se unieron a los pésames por la muerte de Payá.

La líder de las Damas de Blanco, Berta Soler, conforta a la viuda de Payá, Ofelia Acevedo, durante el velatorio de los restos mortales del activista pro-derechos humanos.

​​

Colombianos en las calles

El Mundo al Día