Maestra Venezolana TV Argentina
La profesora venezonala, Marlyn Ramos, utiliza sus habilidades pedagógicas para enseñar operaciones básicas, como ecuaciones, regla de 3 o fracciones.

CARACAS, VENEZUELA - Desde un set de televisión, la profesora venezolana, Marlyn Ramos, utiliza sus habilidades pedagógicas para enseñar operaciones básicas, como ecuaciones, regla de 3 o fracciones. No es una clase formal, aclara la docente, quien busca una conexión entre la matemática y los quehaceres diarios.

Por ello, desde el canal de la ciudad (la TV pública de Buenos Aires) desarrolla actividades como enseñar recetas de cocina para que los alumnos aprendan de proporciones y sistemas de medición, un sorteo de bingo para reforzar suma y resta, o bien, o hacer pinturas para entender geometría. 

"Es una propuesta distinta. Hacer una vinculación entre escuela y familia, pero trabajando con otra mirada, lúdica, flexible", dijo Ramos a la Voz de América.

Aunque nunca antes había tenido experiencia frente a las cámaras de televisión, Marlyn Ramos dice que ya se acostumbró y ahora busca nuevas maneras para enseñar a los niños.

Tras 14 años como maestra en Caracas, Ramos emigró a Buenos Aires, en 2018, en busca de un mejor salario y seguridad.  "Sentí que ya Venezuela no tenía nada que ofrecerme. Trabajaba simultáneamente en dos escuelas, y a fin de mes, estaba apretada", asegura.

En marzo, cuando comenzó la cuarentena en Argentina, fue escogida por el Ministerio de Educación de Argentina para dar clases de matemática desde la TV pública a alumnos de primaria y los primeros años de secundaria, como parte del programa de enseñanza a distancia, debido a la pandemia. 

Aunque su primer temor fue manejarse adecuadamente con las cámaras, hoy afirma que su meta es seguir consiguiendo estrategias que garanticen la educación a pesar de la cuarentena.

"Asumí el reto, porque, a pesar de tener tantos años trabajando en la escuela en aula formal, esto iba a ser algo diferente", contó a la VOA.

Dice además que ha tenido que ser creativa para motivar a los estudiantes para aprender matemáticas.

"A veces nuestros estudiantes preguntan: ¿para qué me va a servir eso?. Entonces, me puse a pensar cómo hago para, desde el punto de vista del arte, relacionar con la matemática y que sea divertido para ellos, que llevan semanas en casa", nos platica.

Y agrega que, una de las maneras como ha logrado conseguir que se interesen, es por medio de juegos divertidos para los niños.  

"Para diferentes temas he planteado juegos para mostrar contenidos distintos y reforzar lo que ya ellos conocen o ir ayudando a  impartir los nuevos conocimientos". Algo que Marlyn hace con mucha alegría y entusiasmo.

Por ello, le atribuye gran importancia a las nuevas tecnologías de la información y las redes sociales, para "utilizar este mundo tan globalizado para crear articulación con otros docentes de otras áreas para eso (...) que lo que se explique sea de una manera divertida, agradable".

La profesora Marlyn Ramos no vislumbra un plan inmediato para retornar a ejercer su profesión en Venezuela, pues, afirma "las condiciones sociales, económicas, políticas no están dadas para regresar". 

Sin embargo, no deja de pensar en "algún foro o taller" relacionado con las matemáticas y que pudiera implementar en su país.

La educadora venezolana dice que su migración a Argentina, ha sido beneficiosa para ella en lo profesional y en lo personal. "He crecido muchísimo" asegura, y atribuye su éxito a la humildad, constancia y perseverancia. Su camino, dice, ha sido "un proceso creativo, de búsqueda y aprendizaje", y agradece sobremanera la estabilidad que ha alcanzado con su trabajo y esfuerzo en el país que le dio cobijo. 

El Mundo al Día