El comandante de Ejército de Liberación Nacional (ELN), Pablo Beltrán, en La Habana, Cuba, el primero de agosto del 2018
El comandante de Ejército de Liberación Nacional (ELN), Pablo Beltrán, en La Habana, Cuba, el primero de agosto del 2018

CARACAS - El presidente colombiano Iván Duque condenó el ataque con explosivos que sufrió un batallón del ejército en el departamento fronterizo de Arauca y denunció que el atentado fue planificado por el grupo guerrillero Ejército de Liberación Nacional (ELN) desde territorio venezolano. No se registraron víctimas.

"Rechazamos contundentemente ese acto de terror, nuevamente planeado desde territorio venezolano, donde están muchos de los cabecillas de esa organización, protegidos por la dictadura de Venezuela", dijo Duque la noche del sábado en declaraciones ofrecidas en la ciudad de Pereira.

El ataque se produjo el sábado en la sede del Grupo de Caballería Mecanizado No.18, dijo el general Gabriel Revéiz Pizarro del Ejército en el Arauca, departamento fronterizo con Venezuela.

La onda expansiva de al menos seis detonaciones afectó los techos y ventanas de “viviendas fiscales” que son arrendadas en condiciones preferenciales a las familias de los militares y al personal civil que por sus funciones se deben desplazar a guarniciones alejadas de sus lugares de residencia.

Las autoridades colombianas y los adversarios locales del presidente venezolano Nicolás Maduro han acusado al gobierno socialista de Venezuela de mantener una política "permisiva con grupos irregulares y guerrilleros".

También acusan a Maduro de negar las denuncias de presencia de grupos irregulares en los estados venezolanos de Bolívar y Amazonas efectuadas por diputados opositores y pobladores indígenas de esas regiones.

El canciller venezolano Jorge Arreaza rechazó el domingo los señalamientos de Duque contra Venezuela y catalogó de "guerrerista" al jefe estado colombiano.

"Ante su baja popularidad y las protestas sociales generales en Colombia, el guerrerista Iván Duque planifica otro falso positivo contra Venezuela. Es en territorio colombiano donde nacen y operan los grupos violentos y desde donde han atacado a países vecinos durante décadas", indicó Arreaza en Twitter.

​​El mandatario colombiano ha dicho que la escalada violenta del ELN deja en evidencia que ese grupo guerrillero no tiene voluntad de paz. Los diálogos con ese grupo guerrillero están congelados.

Duque advirtió que “en Colombia vamos a seguir enfrentando esa organización terrorista y criminal con toda la fuerza del Estado. Vamos a seguir desarticulando sus redes de financiamiento, sus redes terroristas y sus redes de narcotráfico”.

​​Desde julio del año pasado el ELN ha realizado varios atentados, especialmente contra militares y policías, secuestros y ataques contra la infraestructura petrolera en diferentes partes del país.

El ELN nació en 1965 como un proyecto político inspirado en la revolución cubana. Se estima que el grupo tiene más de 1.700 combatientes.