Los diálogos de paz entre el gobierno colombiano y las FARC genera controversia en los diferentes sectores de la sociedad colombiana.
La delegación guerrillera estuvo encabezada por el comandante de las FARC, Iván Márquez, jefe del equipo negociador de los rebeldes en las conversaciones de paz que se realizan en Cuba.

Las FARC respondieron a la decisión del gobierno de suspender las visitas al país de los negociadores guerrilleros en Cuba.

El grupo guerrillero Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, consideró injustificada la reacción que causó la presencia de varios de sus principales guerrilleros en un acto político en el Caribe colombiano en compañía de hombres armados.

"La presencia de miembros de la delegación de paz de las FARC-EP en el corregimiento de Conejo, en el departamento de la Guajira, ha desatado una injustificada polémica levantada por los más connotados voceros de la derecha guerrerista", aseguró el grupo rebelde en un comunicado hecho público en su cuenta de Twitter el viernes.

La delegación guerrillera en Conejo estuvo encabezada por alias "Iván Márquez", jefe del equipo negociador de las FARC en el proceso de paz con el gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

A raíz del incidente, el jueves, el gobierno suspendió las visitas de los negociadores guerrilleros en Cuba a sus campamentos en Colombia.

Colombianos en las calles

El Mundo al Día