Los miembros del Movimiento de los Sin Tierra, con máscaras del expresidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, participan en la marcha "Lula libre" cerca de Brasilia, el 14 de agosto de 2018.
Los miembros del Movimiento de los Sin Tierra, con máscaras del expresidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, participan en la marcha "Lula libre" cerca de Brasilia, el 14 de agosto de 2018.

SAO PAULO - El Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, un panel de expertos independientes, dijo el viernes que había solicitado que el gobierno brasileño permita al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva ejercer sus derechos políticos como candidato presidencial.

Lula es el candidato presidencial del Partido de los Trabajadores (PT) y lidera las encuestas antes de las elecciones de octubre, pero se espera que el tribunal electoral lo prohíba. Fue encarcelado en abril por una condena de corrupción.

El comité, que supervisa el cumplimiento de los países con el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, dijo en un comunicado enviado por correo electrónico que le pidió al gobierno de Brasil "no impedirle presentarse a las elecciones presidenciales de 2018, hasta que sus apelaciones ante los tribunales hayan sido completados en procedimientos judiciales justos ".

La declaración agregó que el gobierno brasileño debería garantizar "que Lula pueda disfrutar y ejercer sus derechos políticos mientras está en prisión, como candidato en las elecciones presidenciales de 2018".

"Esto incluye tener acceso apropiado a los medios y a los miembros de su partido político", dijo el comité.

Un partidario sostiene una foto del ex presidente de Brasil encarcelado, Luiz Inácio Lula da Silva, mientras participa en la Marcha de Lula Libre, en Brasilia, el 15 de agosto de 2018.

​​Conforme a la legislación brasileña, a Lula se le permite el acceso gratuito a sus abogados, que incluyen algunas de las principales figuras del PT, y visitas familiares semanales. Se le permite comunicarse por escrito, pero los fiscales federales dicen que no puede hacer grabaciones de video o audio.

El equipo legal de Lula dijo en una declaración escrita que interpretan la decisión del comité como que "ninguna entidad del gobierno brasileño puede presentar ningún obstáculo para la capacidad del ex presidente Lula de presentarse en las elecciones presidenciales de 2018, hasta que sus apelaciones se agoten en un juicio justo".

Se espera que el principal tribunal electoral de Brasil declare a Lula no elegible en las próximas semanas, antes de la votación del 7 de octubre, bajo una ley de "Planilla Limpia" que prohíbe a los políticos buscar un cargo público si han sido condenados por un delito y se ha confirmado en apelación, como es el caso de Lula.

Da Silva ha dicho que su convicción fue el resultado de la persecución política y que es parte de una conspiración de la derecha para evitar que recupere la presidencia.

El Mundo al Día