El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, posa con oficiales de policía en la favela Estrutural, en Brasilia, el 27 de abril de 2019.
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, posa con oficiales de policía en la favela Estrutural, en Brasilia, el 27 de abril de 2019.

Un comentario del presidente Jair Bolsonaro acerca de que Brasil no debe convertirse en un "paraíso para el turismo gay" suscitó la preocupación de que las personas LGBT + evitarán viajar al país por temor a la violencia, dijeron activistas y representantes de la industria, el viernes.

Durante una conversación con reporteros el jueves, Bolsonaro dijo que Brasil debería evitar ser conocido como un destino gay porque "tenemos familias".

Dijo que los turistas eran más que bienvenidos a "venir aquí y tener relaciones sexuales con una mujer".

"Los comentarios homofóbicos de Bolsonaro tendrán repercusiones sociales y económicas para Brasil", dijo John Tanzella, presidente de la Asociación Internacional de Viajes LGBTQ +, una organización con miembros en 75 países.

"Su discurso de odio no solo disuade a los viajeros LGBTQ +, sino también a sus aliados en todo el mundo", dijo a Thomson Reuters Foundation en una declaración escrita.

Si bien no hay datos oficiales sobre la cantidad de ingresos generados por el turismo LGBT + en Brasil, eventos importantes como el desfile anual del orgullo LGBT + de Sao Paulo y el Carnaval para gays de Río de Janeiro llenan los hoteles casi al máximo de su capacidad.

En todo el mundo, los turistas LGBT + gastan alrededor de $ 218 mil millones al año, según el grupo consultor Out Now.

"Va a tener un impacto", dijo Alfredo Lopes, presidente regional de la Asociación Brasileña de Hoteles de Río.

Lopes agregó que los turistas LGBT + son muy importantes para Brasil y que los hoteles están listos para recibirlos.

Bolsonaro, un autoproclamado "homófobo orgulloso", ha hecho una serie de comentarios despectivos sobre la comunidad LGBT + durante sus más de tres décadas en la política. Los críticos creen que esos comentarios instigan ataques contra la comunidad LGBT +.

"Pone un objetivo en la espalda de todas las personas LGBT +", dijo el congresista David Miranda, un activista LGBT +, a la Fundación Thomson Reuters.

La administración de Bolsonaro se negó a comentar sobre las acusaciones.

Esta vez, dijo Miranda, Bolsonaro también logró calificar a Brasil como un destino amistoso para los turistas sexuales, una imagen contra la que el país ha luchado en los últimos años.

La Cámara de Comercio y Turismo LGBT de Brasil emitió una carta abierta después de los comentarios de Bolsonaro.

"(Bolsonaro) sugiere que el gobierno incentivará el turismo sexual en territorio brasileño, lo que no es aceptable desde un punto de vista moral o ético", dijo la carta.

El Mundo al Día