Nicolás Maduro dijo que no le importan las consecuencias que pesen sobre Venezuela por la expulsión de tres diplomáticos estadounidenses.
Nicolás Maduro dijo que no le importan las consecuencias que pesen sobre Venezuela por la expulsión de tres diplomáticos estadounidenses.

El presidente Nicolás Maduro ordena la expulsión de tres diplomáticos y dos funcionarios estadounidenses. Estados Unidos rechaza que éstos hayan estado involucrados en una conspiración, como se les acusa.

Estados Unidos rechazó tajantemente las acusaciones del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, contra diplomáticos de la embajada de Estados Unidos en Caracas expulsados ayer, negando que hayan estado envueltos en algún tipo de conspiración contra el gobierno.

Senado aprueba resolución
Senado aprueba resolución

​​“Nosotros rechazamos absolutamente los alegatos del gobierno de Venezuela de que el gobierno de Estados Unidos haya estado envuelto en algún tipo de conspiración para desestabilizar al gobierno de Venezuela”, dijo la Embajada de EE.UU. en un comunicado.

El Departamento de Estado estadounidense también aseguró que analizan una posible acción contra Venezuela, en respuesta por las medidas de Maduro.

"De acuerdo a la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas, Estados Unidos podrá tomar medidas de reciprocidad, y estamos considerando qué medidas podrán ser adoptadas", Jennifer Psaki, portavoz del Departamento de Estado.

Según Maduro, tres diplomáticos –Kelly Keiderline, encargada de negocios; Elizabeth Hussmann y David Mout— se reunían con miembros de la oposición para financiarlos y alentarlos a sabotear la economía del país.
 
Maduro dijo el lunes que había dado la orden a su gobierno para la expulsión de los diplomáticos y de otros dos funcionarios de la embajada.
 
"Le he dicho al canciller Elías Jaua que proceda de inmediato a expulsarlos del país", señaló el mandatario, quien dijo además que no le importa "las acciones que tome el gobierno de Barack Obama. No vamos a permitir que venga un gobierno imperial a traer dinero y a ver como paran las empresas básicas, a ver cómo le quitan la electricidad para apagar toda Venezuela".

"Estos funcionarios se dedican a reunirse con la extrema derecha venezolana, a financiarlos y alentarlos (a) acciones para sabotear el sistema eléctrico, para sabotear la economía venezolana", dijo Maduro en un acto militar.

La embajada dijo que el reciente viaje de los tres señalados no era más que “encuentros diplomáticos normales”, añadiendo que “nosotros mantenemos contactos regulares a todo lo ancho del espectro político venezolano, incluyendo al partido en el gobierno”.

Henrique Capriles, el líder de la posición, tuiteó que las expulsiones del lunes son “pura cortina de humo para ocultar que (Maduro) no puede manejar el país”.

El Mundo al Día