Los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y Mahmoud Ahmadinejad, abrazan planes similares en asuntos nucleares y militares.
Los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y Mahmoud Ahmadinejad, abrazan planes similares en asuntos nucleares y militares.

Según el ministro de Asuntos Exteriores de Israel, la Venezuela de Hugo Chávez estaría apoyando económicamente los planes nucleares de Teherán y “parte de sus avances militares”.

El ministro de Asuntos Exteriores israelí, Avigdor Lieberman, acusó a Venezuela de participar en la financiación del programa nuclear y militar de Irán, informó este miércoles el partido del ministro, Israel Beytenu.

Según el jefe de la diplomacia israelí, la Venezuela de Hugo Chávez estaría apoyando económicamente los planes nucleares de Teherán y “parte de sus avances militares”.

El abrazo de Lukashenko
El abrazo de Lukashenko

​​La denuncia del ministro se une a otros reportes de que Irán ha estado realizando ensayos con al menos un avión de combate estadounidense F-16, cedido por el gobierno de Hugo Chávez, para calibrar sus radares y analizar sus capacidades frente a un posible ataque a sus instalaciones nucleares de parte de Estados Unidos o Israel.

Venezuela compró 23 de estos aviones antes de que Chávez llegara al poder y es posible que varios hayan sido vendidos a terceros países, sin el permiso de Washington.

Según el testimonio de un oficial de la Fuerza Aérea Venezolana obtenido por el periódico español ABC, un F-16 biplaza de la base de Maracay fue desmontado e introducido en grandes contenedores de madera sellados, sin ninguna indicación externa sobre su contenido. La carga fue introducida en la base aérea El Libertador en el Boeing 707-6944 de la FAV.

La ruta, según el periódico español, contemplaba escalas en Recife, Brasil y Argelia, con final en Teherán. Con posteridad, pilotos venezolanos fueron enviados para manejar el aparato, ensamblado de nuevo en la base iraní de Mehrabad, y adiestrar en el biplaza a los iraníes.

Los analistas consideran que el peso de un ataque por parte de Israel contra las instalaciones del programa nuclear iraní descansaría sobre todo en la flota de F-15 que tiene ese país, pues ese modelo cuenta con una mayor autonomía de vuelo.

De todos modos, como esos aviones requerirían igualmente ser repostados en vuelo, también se ha mencionado la posibilidad de que la avión israelí utilice una base en Azerbaiyán, al norte de Irán, cuyo acuerdo de uso fue desvelado por la revista Foreign Policy en marzo. Eso reforzaría la participación en el ataque del F-16. Por su parte, EE.UU. tiene escuadrones de F-16 en sus bases del Golfo Pérsico.

Disponer de uno de esos cazas permite saber cómo se nota su presencia en el radar o la velocidad con la que se aproxima, lo que es útil para conocer mejor al enemigo en caso de un enfrentamiento.

De acuerdo al ministro israelí, la colaboración entre Caracas y Tehrán “no sería a cambio de nada, sino al parecer de una promesa por parte de Irán de que Venezuela también podrá disfrutar de esos avances”, agrega la nota.

El presidente iraní Mahmud Ahmadinejad estuvo de visita en Venezuela la semana pasada.

Colombianos en las calles

El Mundo al Día