Según La Prensa, el millonario negocio del petróleo venezolano beneficia directamente al presidente Daniel Ortega y su familia.
Según La Prensa, el millonario negocio del petróleo venezolano beneficia directamente al presidente Daniel Ortega y su familia.

Con una mano recibe el crudo que le envía Hugo Chávez y con la otra negocia parte del combustible, algo que desde mucho se sospecha también hace Cuba.

El año pasado Nicaragua reexportó por valor de $204 millones de dólares a El Salvador parte del petróleo que le suministra “solidariamente” el gobierno de Venezuela, según una investigación del diario nicaragüense La Prensa.

La operación, de acuerdo con el periodico, es manejada a discreción por la empresa Albanisa, que “es controlada por el presidente Daniel Ortega y su familia en el poder” y que monopoliza el flujo de petróleo que le envía su aliado venezolano, el gobernante Hugo Chávez.

Cuba petróleo Venezuela
Cuba petróleo Venezuela

​​
Según La Prensa, entre los derivados de petróleo que Nicaragua reexporta a El Salvador están “gasolinas súper y regular, búnker fuel oil, diésel y asfalto, pero además se registran envíos de petróleo crudo”.

El presidente del Consejo Directivo del Instituto Nicaragüense de Energía (INE), David Castillo, corroboró al diario que la operación se lleva a cabo fuera de control y que no existen registros.

“Barco que deja combustible, yo lo registro. Pero si eso lo embarcan para El Salvador, y yo no tengo facultades para regular eso, entonces eso ya le toca a las autoridades salvadoreñas. Las operaciones de exportación no están reguladas, sólo el ingreso”, dijo.

La Prensa señaló que estas ventas “superaron, por vía marítima y terrestre, los dos millones de barriles de petróleo y derivados, a un precio promedio de 102 dólares por barril”, lo que significa que las exportaciones superarían los $204 millones de dólares, sólo en el 2011.

Las operaciones de exportación comenzaron por vía terrestre en el 2008, --apuntó el diario-- pero desde el 2009 se realizan por mar.

Significativamente, la firma receptora del crudo en El Salvador es Alba Petróleos, una sociedad mixta compuesta por la entidad pública Enepasa, y PDV Caribe SA, filial de la venezolana PDVSA.

El diario precisó que PDVSA reportó el envío de 16,5 millones de barriles de petróleo durante el 2011, mientras que INE sólo registró 11,6 millones de barriles. Los cinco millones de barriles “desaparecidos” –dijo --estarían en el rubro de exportaciones petroleras hacia El Salvador, pero estos no están registrados.

“Todo indica que el experimento reexportador con El Salvador parece estar dando buenos resultados, pero más que para Nicaragua, es para el entorno familiar y partidario (de Daniel Ortega) que maneja con mano de hierro todas las operaciones vinculadas a Albanisa, y el millonario petróleo venezolano que les cambió totalmente la vida”, informa La Prensa.

Colombianos en las calles

El Mundo al Día