Una pequeña bomba construída con dos barras de dinamita explotó en Saadah, en el norte de Yemen, cerca de un un hotel donde se hospeda un diplomático estadounidense.

La explosión causó pocos daños materiales y no hubo heridos. La policía yemení no cree que el diplomático estadounidense haya sido el blanco del atentado.

A comienzos de este mes, la embajada de Estados Unidos en Sanaa, la capital de Yemen, suspendió sus servicios consulares y reforzó la seguridad después de recibir una amenaza terrorista.