Estados Unidos planea hacer su primer ensayo de un cohete marino anti-misil, este viernes, como parte de las gestiones para construir un sistema de defensa de misiles.

La prueba constituirá la primera vez que el cohete Standard Misil 3 es disparado desde un barco hacia el espacio, con una ojiva diseñada para interceptar misiles.

El Pentágono afirma que el cohete será disparado desde una embarcación en el oceáno Pacífico, y apuntará a un misil desarmado de corto alcance lanzado desde Hawaii.

El mes pasado, la Administración Bush dijo que Estados Unidos se retirará del tratado de misiles antibalísticos de 1972, el cual prohibe el ensajo de sistemas de defensa diseñados para destruir misiles atacantes de largo alcance.

Una fuente del Pentágono informó que esta prueba no viola el tratado porque el blanco es un misil de corto alcance.