Enfrentamientos esporádicos entre hindúes y musulmanes en algunas zonas rurales del estado occidental indio de Gujarat, que ha sido azolado por la peor violencia sectaria de la India en una década.

La policía dio muerte a dos hindúes hoy cuando trataba de dispersar una turba que intentaba incendiar viviendas de musulmanes. Las autoridades indias dijeron que el número de muertos en Gujarat pasó los 550.

Se han desplegado soldados en las principales ciudades y pueblos, y la región está generalmente en calma, aparte de enfrentamientos esporádicos en áreas donde no hay patrullaje militar.