El Papa Juan Pablo Segundo apareció brevemente en la ventana de su estudio para bendecir a miles de peregrinos en la Plaza San Pedro, luego de cancelar su audiencia general semanal debido a problemas de artritis en la rodilla derecha.

Observadores dicen que el Pontífice parecía sufrir dolores cuando agradeció a los fieles sus plegarias por su salud.

Joaquín Navarro Valls, vocero del Vaticano, anunció ayer la cancelación de la aparición del papa en las audiencias de miércoles y domingo por las próximas dos semanas.

Sin embargo, funcionarios del pontificado dijeron que proseguirán las audiencias privadas del Papa, tal como estaban programadas. El Pontífice canceló las visitas parroquiales de los dos últimos domingos.