Los astronautas del transbordador estadounidense Columbia que realizan una actividad extra vehicular se encuentran en una carrera contra el tiempo, para reemplazar una unidad de distribución de energía que presenta fallas, en el Telescopio Espacial Hubble.

El procedimiento fue retrasado por dos horas, luego que el traje espacial de uno de los astronautas comenzara a filtrar agua del sistema de refrigeración de su ropa interior.

La misión se reanudó luego que el contratiempo fue solucionado. La NASA compara la delicada operación, a un transplante de corazón. La provisión de energía del Hubble fue suspendida en órbita por primera vez, para efectuar las reparaciones.

Los astronautas cuentan con unas 10 horas, antes de que el frío del espacio dañe delicados componentes.