Un atacante suicida palestino en un autobús cerca de la ciudad israelí de Haifa, se inmoló y mató por lo menos ocho personas e hirió a 12.

Las autoridades dicen que el saldo de víctimas podría aumentar, y varios de los heridos siguen en condición grave. El autobús estalló durante la hora de mayor tráfico vehicular en la mañana.

El grupo extremista islámico Hamas se atribuyó la responsabilidad. El grupo indicó que el ataque fue un mensaje al primer ministro israelí Ariel Sharon de que su ofensiva militar en Cisjordania es un fracaso.

El Premier israelí dijo que la ofensiva militar de Israel en Cisjordania continuará hasta que sea destruída lo que calificó de la infraestructura de grupos terroristas palestinos.