El Servicio Federal de Seguridad ruso dio a conocer que descubrió un plan estadounidense para robarle secretos militares.

El Servicio Federal de Seguridad, organismo sucesor de la KGB, indicó que la Agencia Central de Inteligencia, CIA, utiliza funcionarios encubiertos como diplomáticos en Moscú y en otro ex-estado soviético.

Un portavoz del Servicio Federal de Seguridad indicó que agentes de la CIA intentaron reclutar un empleado del Ministerio de Defensa ruso.

La representación estadounidense en Moscú no ha comentado sobre las acusaciones.