Cuba rechazó la idea de permitir que un inspector de derechos humanos de las Naciones Unidas visite la isla.

Al hablar en una conferencia de prensa ayer, el ministro de Relaciones Exteriores cubano, Felipe Pérez Roque, acusó a Estados Unidos de presionar a Uruguay para que presentara una resolución pidiendo la visita del inspector. El canciller cubano dijo textualmente “están soñando en vano” si creen que Cuba permitiría un inspector en el país.

Estados Unidos ha negado su responsabilidad por la resolución presentada ante la comisión de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra.

Pérez Roque dijo que Washington necesitaba la resolución para mantener el embargo económico de más de cuatro décadas contra Cuba.