Líderes de Europa y las Naciones Unidas elogiaron el surgimiento de una corte internacional permanente sobre crímenes de guerra.

Entre los que recibieron con beneplácito las 60 ratificaciones necesarias para establecler la corte, el secretario de Relaciones Exteriores británico, Jack Straw, dijo que la cultura de la impunidad ha terminado.

Diez naciones presentaron sus ratificaciones ayer, llevando el total de estados signatarios a 66.

Sin embargo, Estados Unidos, Rusia, China y la mayoría de los países del Medio Oriente no han ratificado aun el acuerdo debido a preocupaciones sobre su soberanía.