Las autoridades estadounidenses investigan las transacciones financieras ralizadas por el secretario del Ejército de la administración Bush, Thomas White, las cuales fueron descritas por los abogados como un posible caso interno de compraventa de acciones.

Según el diario The Wall Street Journal, el secretario del Ejército, Thomas White, vendió más de tres millones de dólares en acciones, en octubre, en la ahora arruinada corporación Enron; es decir, menos de dos meses antes de que colapsara la empresa comercializadora de energía.

Funcionarios estadounidenses declinaron comentar sobre lo publicado por el diario, el cual señala que agentes del FBI entrevistan amigos y asociados del secretario White, con el fin de determinar si el militar trató de obtener información sobre Enron.

El secretario White afirma que ninguna de sus transacciones estuvieron basadas en datos confidenciales de la empresa.