El Papa Juan Pablo II citó a altos funcionarios de la Iglesia Católica estadounidense para una reunión extraordinaria en Roma, para conversar sobre los escándalos de abuso sexual en la Iglesia Católica en Estados Unidos.

El Vaticano informó que la reunión probablemente tenga lugar la semana próxima. El obispo Wilton Gregory, el presidente de la Conferencia de Obispos Católicos asitirá junto con al menos ocho cardenales estadounidenses.

El Vaticano convocó a la reunión ayer, poco días después que los escándalos dominaran las conversaciones entre el Pontífice e influyentes obispos de Estados Unidos durante una conferencia semi anual en Roma.