El presidente de Argentina, Eduardo Duhalde, propueso una nueva forma para calmar a la población por la crisis financiera del país, permitirles usar sus cuentas congeladas para adquirir propiedades del gobierno.

El mandatario sugirió la idea este lunes, después que el domingo el gobierno descartó un plan que hubiera permitido a la población cambiar su dinero por fondos del gobierno.

Duhalde dijo a su equipo económico que Argentina posee muchos terrenos y muebles que no utiliza, y que de alguna manera esas propiedades podrían ser aprovechadas para compensar a aquellas personas cuyos ahorros han sufrido debido a la devaluación del peso.

Aún no se sabe que piensan los argentinos de la sugerencia de su presidente. Según cifras oficiales, casi la mitad de la población del país vive en la pobreza.