Colombia anunció que extremará los controles al lavado de dinero proveniente del narcotráfico, luego de detectar que las operaciones efectuadas a través de cajeros automáticos en el país, se elevaron a unos mil millones de dólares en 2001.

El Director de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales informó que se está trabajando con las compañías dueñas de cajeros automáticos para que ellas puedan reportar cada vez que haya movimientos sospechosos, a fin de hacer el seguimiento respectivo.