Estados Unidos reaccionó positivamente a una resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que pemite el libre flujo de la mayor parte de bienes civiles al país.

Los 15 miembros del Consejo aprobaron unánimemente la resolución el martes.

Un portavoz de la Casa Blanca dijo que la medida es un paso adelante para el pueblo iraquí, pero dejó claro que el presidente Bush opina que se debe continuar un control firme sobre el gobierno de Saddam Hussein hasta que Bagdad cumpla con todas sus obligaciones ante Naciones Unidas.

Por su parte, el embajador de Iraq ante la ONU criticó las sanciones, atrgumentando que impedirán que la economía iraquí se desarrolle.