Los republicanos recaudaron este martes una cifra sin precedentes de 33 millones de dólares, en medio de críticas de que el presidente Bush no debería aprovechar vender fotografías suyas haciendo llamadas durante los ataques terroristas del 11 de septiembre.

El portavoz presidencial Ari Fleisher dijo que los comités de los partidos políticos tienen libertad de usar fotografías del presidente haciendo su trabajo.

La foto del presidente Bush llamando al Vice Presidente Cheney desde el avión presidencial Air Force One, pocas horas después de los ataques terroristas, es parte de un grupo de tres gráficas que están vendiendo el Comité Nacional Senatorial Republicano y sus homólogos de la Cámara.

La agencia de noticias AP cita declaraciones del Presidente del Comité Nacional Demócrata, según las cuales es “grotesco” usar fotografías tomadas durante y depués de los atentados para recabar fondos.