México se opone a la ley firmada por el presidente estadounidense, George Bush, que aumenta en 65 por ciento los subsidios a la industria agrícola y lactea, por considerar que pone en riesgo la relación comercial bilateral, anunció el martes el Ministerio mexicano de Economía.

Estados Unidos, México y Canadá, son socios desde 1994 en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte. La aprobación de la ley en Estados Unidos tuvo lugar el lunes, pese a las protestas de los socios comerciales del país.

Según el comunicado de la dependencia mexicana, Estados Unidos tiene como objetivo ante la OMC, la reducción o eliminación de los apoyos domésticos que distorcionan el comercio y la producción.