En Paquistán, se reanudó este jueves el juicio a cuatro extremistas islámicos acusados de secuestrar y asesinar al periodista norteamericano Daniel Pearl. La defensa interroga a dos agentes del Departamento Federal de Investigaciones FBI.

El proceso se lleva a cabo en una cárcel de alta seguridad, sin acceso al público ni a periodistas.

Esta semana, agentes del FBI testificaron en relación a fotografías de Pearl en cautiverio, correos electrónicos enviados por sus captores, y una videocinta que aparentemente muestra el asesinato del periodista del Wall Street Journal.

La defensa argumenta que la cinta parece haber sido manipulada digitalmente.