El primer encierro de toros en el Festival anual de Pamplona comenzó peligrosamente este domingo cuando varias personas resultaron heridas al tratar de escapar de los animales a través de las calles empedradas de la ciudad.

Cerca de dos mil personas participaron en el acontecimiento. Testigos dijeron que el alto número de participantes demoró la carrera más de siete minutos, es decir más del doble del tiempo normal.

El grupo de toros se desbandó poco después de abandonar el corral al comienzo de una carrera de 825 metros, cuando varios de los animales se resbalaron y cayeron en las calles mojadas de rocío.

Trabajadores de la Cruz Roja informaron que cuatro personas recibieron cornadas, pero no corren peligro. Trece personas han muerto en los encierros de toros de Pamplona y mas de 200 han resultado heridas desde que las autoridades españolas comenzaron a guardar récords del evento en 1924.

Los toros, que pesan 500 kilos o más, son sueltos diariamente durante ocho días consecutivos para que corran hacia el estadio, donde son utilizados para las corridas que se realizan durante el Festival.