Funcionarios palestinos e israelíes dieron a conocer que durante la noche el ejército israelí arrestó a por lo menos 10 presuntos extremistas cerca de la ciudad cisjordana de Naplusa.

Según Israel, los sospechosos son requeridos en conexión con ataques armados a soldados israelíes y civiles en Cisjordania.

Entretanto, Amnistía Internacional, --acusada por Israel de haberse parcializado-- condenó los ataques contra civiles israelíes y exhortó a la Autoridad Palestina a castigar a los responsables.