Israel dijo que liberará unos 43 millones de dólares en impuestos palestinos retenidos y tomará otras medidas para aliviar las condiciones de vida de palestinos que viven en Cisjordania bajo un estricto toque de queda decretado por Israel.

El ministro de Relaciones Exteriores de Israel, Shimon Peres, en declaraciones a una radio israelí, dijo que el gobierno está haciendo todos los esfuerzos necesarios para aliviar las tensiones luego de la incursión aérea del lunes en Gaza.

El ataque aéreo dió muerte al jefe del ala militar de Hamás, Salah Shehade, y a 14 civiles. Hamás juró vengar el atentado. Peres dijo que teme que la situación ha alcanzado niveles alarmantes y que gente inocente en ambos lados tenga que pagar un alto precio por ello.