Corea del Norte lamentó el reciente enfrentamiento mortal con Corea del Sur y propuso la reanudación del diálogo inter-coreano.

En un mensaje telefónico al Ministerio de Unificación surcoreano, el Norte propuso esfuerzos conjuntos para impedir incidentes como el del 29 de junio y ofreció ser sede de conversaciones de trabajo en agosto.

Ambas partes sufrieron bajas en el breve enfrentamiento naval del mes pasado en el mar Amarillo. Las dos Coreas se acusan mutuamente de haber iniciado las hostilidades.