En Colombia, 16 personas perecieron y decenas resultaron heridas en presuntos ataques rebeldes llevados a cabo en Bogotá durante la toma de posesión de mando del presidente Alvaro Uribe.

Tres explosiones ocurrieron a pocas cuadras del edificio del parlamento donde se realizaba la ceremonia. La mayoría de las muertes tuvo lugar en un área cercana al Congreso.

Un policía resultó herido en un estallido registrado cerca del palacio presidencial.

Uribe obtuvo una abrumadora victoria en mayo, prometiendo que no cederá a las presiones de los rebeldes izquierdistas ni de las fuerzas paramilitares, que según el Departamento de Estado, son organizaciones terroristas.

Con más detalles sobre la juramentación del nuevo mandatario damos paso a nuestro colega Indalecio Castellanos, desde RCN, en Bogotá, Colombia.