El secretario de Estado Adjunto de Estados Unidos para Asuntos del Asia Oriental y el Pacífico, James Kelly, está en Corea del Norte para entrevistarse con importantes funcionarios sobre temas regionales y de seguridad.

Kelly es el funcionario estadounidense de más alto rango que visita Corea del Norte en casi dos años. Expresará las preocupaciones de Washington en torno a la producción y exportación de misiles por parte del país comunista y por su programa nuclear.

Antes de viajar a Pyongyang, Kelly hizo escala en Japón y Corea del Sur para consultas previas a su reunión con funcionarios norcoreanos.