Más de 10 mil manifstantes anti guerra marcharon el domingo a través del Central Park de la ciudad de Nueva York contra una posible acción militar contra Iraq.

Los organizadores calificaron al presidente Bush de un fomentador de la guerra ambicioso de poder que quiere controlar las reservas de petróleo iraquí.

Los manifestantes también describieron lo que dijeron es el encarcelamiento de inmigrantes y la suspensión de las libertades civiles en nombre de la lucha contar el terrorismo.

Otras manifestaciones anti guerra tuvieron lugar el domingo en San Francisco, Chicago, Los Ángeles y Denver.

Mientras tanto, una nueva encuesta de la cadena de televisión CBS y el diario The New York Times muestra que una mayoría de estadounidenses respaldaría una acción militar contra Saddam Hussein, pero solo después que se de una oportunidad a las inspecciones de armas.