Un estadounidense buscado por las autoridades de su país bajo cargos de terrorismo seguirá en Malasia por el momento.

Un juez malayo accedió a un pedido de los abogados de Ahmed Ibrahim Bilal para que detenga el proceso de deportación a Estados Unidos. El juez sostendrá una audiencia de deportación en Kuala Lumpur el miércoles.

Bilal es uno de seis musulmanes acusados de tratar de apoyar a la red terrorista al-Qaida. Cuatro de los acusados, incluyendo el hermano de Bilal, fueron arrestados la semana pasada en Estados Unidos. Un quinto sospechoso aun está prófugo.

Bilal se entregó a las autoridades malayas en una universidad donde había estado estudiando.