El estado de la Florida ejecutó a una mujer acusada de dar muerte a seis hombres en las carreteras interestatales.

Alieen Wuornos fue ejecutada este miércoles por la mañana mediante una inyección letal en una prisión estatal en Florida.

Wuornos, una de las pocas mujeres ejecutadas en la nación como asesina en serie, despidió a sus abogados y descartó sus apelaciones en medio de interrogantes sobre su cordura.

Los crímenes tuvieron lugar durante un año, a partir de diciembre de 1989. Durante años, Wuornos, una prostituta, insistió en que disparó contra los hombres en defensa propia, luego de ser violada sexualmente. Posteriormente se retractó de sus negativas y dijo a la Corte Suprema del estado que odiaba la vida humana y que mataría de nuevo.