Una corte de apelaciones en Guatemala rechazó las condenas contra tres militares y un sacerdote, declarados culpables por el asesinato del activista y defensor de los derechos humanos, obispo Juan José Gerardi, en 1998.

La corte también autorizó el martes un nuevo juicio para los acusados, citando inconsistencias en la declaración de un testigo clave.

El fallo tuvo lugar a más de un año de que los acusados fueran sentenciados a entre 20 y 30 años de prisión por el asesinato a golpes del obispo Gerardi.