Los abogados de cinco ciudadanos estadounidenses acusados de apoyar a la red terrorista al-Qaida dijeron que podrían apelar la decisión de un juez de negar fianza a los hombres.

Un juez federal falló el martes que los cinco sospechosos deben permanecer bajo custodia federal hasta el juicio. El juez dijo que un sexto hombre arrestado con el grupo podría obtener libertad condicional mediante el pago de una fianza de 600 mil dólares, pero se le requeriría el uso de un dispositivo electrónico para controlar sus movimientos.

Los seis hombres, todos ciudadanos estadounidenses de ascendencia yemení, fueron arrestados el mes pasado en la población de Lackawanna, Nueva York, donde residían. Presuntamente pasaron varios meses en campos de entrenamiento en Afganistán en 2001.