El grupo extremista palestino Hamas se atribuyó la responsabilidad por el atentado suicida con bomba el jueves, cerca de Tel Aviv, el cual mató a una mujer israelí e hirió a otras 30 personas.

Grupos extremistas amenazaron con lanzar una serie de ataques en venganza por la muerte de 16 palestinos el lunes, durante una incursion de las fuerzas israelíes en la franja de Gaza.

En el ataque del jueves, el atacante suicida no logró abordar un autobús lleno de gente y se inmoló en una vereda, causando la muerte de una mujer de 71 años.

La policía israelí dijo que el atacante suicida era un hombre de 31 años de una población cerca de Qalqilyah, en Cisjordania.