La ciudad de México contrató al ex alcalde de la ciudad de Nueva York, Rudolph Giuliani, para ayudar a la capital mexicana a reducir su notoriamente alta tasa de delincuencia.

Giuliani, quien abrió una firma de consultoría después de dejar la alcaldía neoyorquina en enero, anunció el jueves que será un asesor pagado para la ciudad de México durante un año.

Giuliani comparó la ciudad de México con la ciudad de Nueva York a comienzo de la década de 1990, cuando era considerada la capital del crimen en Estados Unidos.

Se atribuye al ex alcalde haber reducido drásticamente las altas tasas de delincuencia en Nueva York durante sus ocho años en el cargo.