El Primer Ministro británico Tony Balir dijo este lunes que, en su opinión, las negociaciones para asegurar una resolución de la ONU en relación a Iraq finalizarán pronto y agregó que el propósito de las conversaciones es hacer llegar a Iraq un equipo de inspectores que pueda cumplir con su labor.

Pos su parte, Kuwait dijo que permitirá a EEUU utilizar sus bases en caso de una posible acción militar contra Iraq--respaldada por la ONU.

Por su parte, Arabia Saudita negó a Washington el uso de sus instalaciones en una posible guerra contra Iraq.

El canciller kuwaití dijo que si una resolución del Consejo de Seguridad permite la acción militar, Kuwait permitirá que sus bases sean usadas para atacar a Iraq, pero que las fuerzas kuwaitíes no participarán.