19 haitianos que no lograron poner pie en suelo estadounidense la semana pasada en un desesperado intento por entrar a Estados Unidos están siendo repatriados hoy.

El grupo estaba a bordo de un buque hacinado que encalló en Cayo Vizcaíno, Florida, la semana pasada.

Más de 200 haitianos saltaron al mar, desesperados, nadando a toda prisa para alcanzar la orilla, cuando fueron rápidamente detenidos por las autoridades migratorias.

La comunidad haitiano-estadounidense solicitó la liberación inmediata de los detenidos, argumentando que deberían estar en la comunidad para asegurar representación legal de sus peticiones de asilo.

También protestaron la política que permite a los cubanos que logran pisar suelo estadounidense ser elegibles para la residencia permanente en el país.

EEUU niega la mayoría de las solicitudes de asilo de los haitianos.