El presidente de Francia, Jacques Chirac, y su Primer ministro, Jean Pierre Raffarin, se encuentran en Roma para asistir a una cumbre franco-italiana.

Los gobernantes galos se reunirán con el Primer Ministro de Italia, Silvio Berlusconi, quien también es el ministro de relaciones exteriores de su país.

Se cree que las conversaciones se concentrarán en asuntos de defensa, transporte y justicia. Se espera que ambos países discutan la expansión de la Unión Europea y la crisis de Iraq, dos temas que han causado fricción en sus relaciones, en meses recientes.