Un prominente erudito iraní y activista reformista, Hashem Aghajari, fue sentenciado a la pena capital acusado de haber insultado el Islam por cuestionar el derecho del clero a gobernar su país.

Su abogado dijo a los reporteros, en Teherán, que un tribunal en la ciudad occidental de Hamedan, emitió este miércoles el veredicto contra el profesor universitario de 45 años, quien es un cercano aliado del presidente reformista Mohammad Khatami.

El abogado dijo, al concluir el juicio privado y sin jurado, que el profesor de historia fue sentenciado a 74 latigazos, ocho años en exilio interno y luego ejecutado, espera que el erudito apele la sentencia.

Aghari, un prominente miembro de un partido reformista, fue arrestado en agosto por haber pronunciado un discurso en la ciudad de Hamedan, en el que dijo que el pueblo no debe cegarse al seguir los líderes religiosos.