La producción industrial brasileña creció en septiembre por cuarto mes consecutivo, en una señal de resistencia de la economía pese a las altas tasas de interés vigentes en el país.

El ente oficial Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) divulgó el jueves que la producción industrial se expandió 1 por ciento en septiembre en relación a agosto y creció 5,6 por ciento con respecto a septiembre del 2001, con un acumulado de 1 por ciento en los primeros nueves meses del 2002.

Según despacho de la agencia de noticias Reuters procedente de Brasil, los sectores que más contribuyeron al aumento en la comparación anual fueron la industria mecánica, la de extracción mineral, la de productos alimenticios, la metalúrgica y la del transporte.

Silvio Sales, jefe del departamento de Industria del IBGE, indicó que el comportamiento de la producción en septiembre reflejó el inicio del período de pedidos.

En el 2001, la industria brasileña sufrió una caída de 1,5 por ciento en su nivel de producción también por el efecto de altas tasas de interés, y además por problemas en el suministro de energía que derivaron en un racionamiento y por la desaceleración económica mundial.