Ahora que finalizaron las elecciones de mitad de período, la Casa Blanca dijo que una de las prioridades del presidente Bush es hacer que el Congreso apruebe un nuevo Departamento de Seguridad del Territorio Nacional.

El partido republicano del presidente Bush obtuvo el control de ambas cámaras del Congreso en las elecciones de ayer, asegurando que su agenda legislativa no se quedará estancada.

La Casa Blanca dijo que Bush instó a demócratas y republicanos a que la nueva medida de seguridad territorial sea aprobada antes de fin de año.

El proyecto de ley de creación de dicho Departamento ha estado bloqueado en el Senado, controlado por los demócratas.

Funcionarios d ela Casa Blanca dijeron que Bush también aprovechará el control del Congreso para hacer frente a los problemas económicos y sentar las bases para su propia re-elección en noviembre del 2004.