La policía de Indonesia busca a los cómplices de un sujeto de 40 años, que según afirman las autoridades, admitió haber participado en el ataque con bomba a dos clubes nocturnos en la isla turística de Bali el mes pasado.

El individuo identificado únicamente como Amrozi, es el primer avance en el caso. La policía busca a otros cinco indonesios.

El ministro de defensa de Indonesia, Matori Abdul Djalil dijo que Amrozi es miembro de Jemaah Islamiya, el grupo militante musulmano regional vinculado a la red terrorista al-Qaida. Amrozi habría dicho a la policía que él compró los materiales utilizados en la fabricación de las bombas. También es el propietario de la furgoneta que se utilizó como auto-bomba.