El volcán el Reventador hizo erupción nuevamente, arrojando columnas de cenizas y gas a siete kilómetros de altura en Quito, Ecuador.

El Reventador hizo erupción ayer, obligando a las autoridades a renovar alertas por la caída de cenizas en la capital ecuatoriana. Funcionarios de Defensa Civil exhortaron a la población a no salir a la calle si la ciudad vuelve a cubrirse de cenizas.

El Reventador cobró vida el domingo, y el lunes, expulsó una cantidad de cenizas tan grande que cubrió un área de 20 mil kilómetros cuadrados, obligando al cierrre de aeropuertos, escuelas y comercios.

Según científicos, el volcán podría hacer erupción nuevamente, incluso con más fuerza.